¿Cómo emprender un negocio?

¡Hola de nuevo!

¿Eres de esas personas que quieren ser sus propios jefes?, ¿tienes ideas frescas que crees que el mundo debe conocer? Si la respuesta es sí, aquí te dejamos algunos tips para que comiences a emprender tu propio negocio. No te vamos a mentir, sabemos que no es un camino fácil, pero esperamos que con estos consejos, se te facilite la tarea de comenzar un negocio propio. Un último consejo que te damos antes de comenzar es que la paciencia es una virtud, así que no te apresures demasiado y toma las cosas con calma.

  • Usa tu tiempo libre

Ya que es complicado dejar tu empleo actual para comenzar otro, te recomendamos que (al menos al inicio) utilices el tiempo libre que tienes actualmente. Digamos, si trabajas de 09:00 a 17:00, puedes utilizar el tiempo que te sobre del día para planificar, investigar o trabajar en tu producto o servicio.

  • Elige una idea que te apasione

Esto te motivará a enfrentarte a cualquier adversidad que se te ponga en frente. Ahora, ten cuidado y procura investigar qué mercados hay (y en qué condición) alrededor de tu idea, pues no quieres trabajar sobre un campo baldío o en un callejón sin salida.

  • Haz un plan de negocios

Planificar es importante para pensar metódicamente qué pasará con tu negocio, cómo empezarás, qué necesitas, etc. También te ayudará a validar y formalizar tu idea. Un consejo que te damos es que no trates de ajustarte 100% a tu plan, ten en cuenta que muchas cosas pueden variar por un montón de razones así que procura ser flexible y prever los obstáculos que puedas encontrarte.

  • Estructura

Investiga sobre los modelos de negocios, existen muchos libros, guías, e incluso tutoriales en YouTube. Cuando lo tengas listo, tendrás una idea más real y tangible de lo que será tu negocio.

  • Investiga

Tu negocio está sujeto a aspectos legales y éstos pueden ser tanto obstáculos como aliados, así que asegúrate de investigar bien todo lo que se necesita para empezar tu negocio, desde permisos y licencias hasta las leyes y regulaciones específicas de tu industria. Recuerda que resolver estos aspectos antes de empezar te facilitará el trabajo una vez que hayas emprendido y te ahorrará unos cuantos dolores de cabeza.

  • Haz un presupuesto

Pregúntate a ti mismo “¿Cuánto dinero estoy dispuesto a pagar por mi negocio?” La respuesta te ayudará a estimar un presupuesto mínimo mensual para llegar a tus metas a corto, mediano y largo plazo. Hacer un presupuesto es útil para contemplar los recursos que vas a ocupar y cuánto tienes que ganar.

  • Planifica la carga de trabajo

Debes pensar en el presente pero también a futuro. ¿Comenzarás a trabajar por tu cuenta o contratarás ayuda? De ser así, tendrás que pensar en los costos y en la carga de trabajo que tendrá cada colaborador. Si trabajarás solo, tendrás que acomodarte a la cantidad de tiempo libre que tengas y tendrás que encargarte de todo (lo cual no es fácil); así que piensa bien en la cantidad de trabajo y cómo la quieres distribuir.

  • Abre tu negocio

Evita gastarte todo tu dinero en una oficina, mejor sal a la calle a buscar clientes para tu producto o servicio. Gana toda la retroalimentación que puedas y con ella, haz crecer tu negocio y de paso, puedes crecer tú también.

Recuerda que un negocio requiere un gran esfuerzo y no se vuelve realidad de la noche a la mañana. Así que sé consistente y verás que valdrá la pena.

0/5 (0 Reviews)